top of page

Una sacudida emocional

Actualizado: 26 mar

Desde hace algún tiempo he sido consciente de lo dinámica que es la vida, que tiene su propio movimiento que nos permite movernos de lugares físicos y emocionales para alcanzar destinos nuevos e inexplorados. Algo sucedió dentro de mi en el temblor del 19 de septiembre de 2017. Algo que aún no he terminado de integrar a mi ser ya que conforme pasan los días y distintos eventos cotidianos van surgiendo nuevas sensaciones, miedos y emociones. Comenzando por esos segundo en los que sin mirar atrás desde que la tierra se comenzó a mover yo de un salto me lance a correr pensando que no saldría con vida de mi oficina pues sentía los muros caerse encima de mi. Fue un estado de alerta que no recuerdo haber sentido jamás, donde por un momento cerré mis ojos pensando que iba a terminar mi vida. Las siguientes horas se transformaron en una deambulación por las calles de la colonia viendo estructuras destruidas, muros caídos, gente corriendo y huyendo del terror y pánico que abundaban las calles.

Según lo que conocía de mi misma yo hubiera sido de las personas que instintivamente protegería a los suyos, responsable de la gente de la oficina, detener la puerta para que mi gente salga, ayudando a mis vecinos o tranquilizando a la gente que corría en pánico. Pero no; a lo que le llamo mi “instinto” me hizo correr, correr como si de eso dependiera mi propia vida y la del bebé que llevo dentro. Después de unos días me pregunto a que se refiere este instinto que me hizo salvar mi pellejo únicamente. ¿ que puedo aprender de todo esto que paso? ¿Qué cambió en mi? ¿Porque siento tanta destrucción emocional dentro de mi? Con consciencia agradezco que estoy viva, que la gente que amo no esta lastimada. Y de pronto siento que por dentro todo se sacudió, que resurgieron miedos, inseguridades que antes creía tener controlados. A raíz de este evento, me siento con enorme inseguridad tanto física como emocional de pilares importantes en mi vida. De nuevo con consciencia acepto que la vida no se detiene, que todo es movimiento, que todo este dinamismo debe ser útil para sacudir el polvo, que es una oportunidad para dejar ir lo que ahora me estorba, a raíz de esta destrucción interior poder comenzar a re-construir desde una perspectiva honesta y genuina; integrando estos cambios y aprendizajes que supongo cómo todos voy adoptando. En este día tan dinámico para todos, yo no estaba físicamente con la gente que más amo, con las personas que he compartido los momentos más profundos de mi vida; sin embargo sensaciones y sentidos nuevos comenzaron a florecer en los días siguientes al 19 de septiembre en las relaciones mas importantes de mi vida.

Hurgando dentro de mi, me doy cuenta que no he buscado satisfacer mi propia seguridad cómo necesidad básica en nadie, que me he demostrado siempre fuerte, sacando adelante cualquier situación que se me ha presentado en la vida. Parte de mi sabía que este superhéroe no querría durar para siempre, a momentos me he quebrado, saco la furia y presión de todo pero de nuevo con cualquier adversidad o situación yo estaba en la línea de batalla haciendo todo lo que ni mi mente imaginaría para alcanzar mis metas profesional o personales. Últimamente haciendo consciencia de mi presente, he cambiado alguna de estas formas, siendo quizá mas egoísta con mis acciones y viendo más por mi propio placer y gozo. Esto me ha dado una felicidad que no conocía. Nada de esto quiero cambiar, no quiero tener que ser “débil” o decir no puedo para encontrar en mi tribu ese sustento y saberme segura, me gustaría de pronto cerrar los ojos y dejarme caer sabiendo que siempre estarán para sostenerme, porque creo fielmente que nadie en este mundo es invencible de forma solitaria, creo que la forma de alcanzarlo es siempre en equipo, si bien como mis cómplices en cada batalla. Se que hoy al darle vida a otro ser no quiero hacerlo como superhéroe, quiero hacerlo como familia. En complicidad, en equipo. Que mucho tiene que ver con las cosas simples y prácticas de la vida cotidiana que he luchado pero también profundiza más en un saber que existe esta incondicionalidad, en crear esta fortaleza en conjunto, no en dependencia, saber que no hay grieta que tire los muros ni temblor que nos derrote. Me gustaría encontrar esta balanza para volver a pegar nuestros muros bajo el aprendizaje que hemos tenido en estos años y satisfaciendo las necesidades sin tener que pedirlo con gritos desesperados.


Esta sacudida emocional que he tenido me permite que salga el polvo, dejar ir lo que no está siendo útil en mi interior. También he conocido una parte de mí que me inunda de inseguridades, que tiene que ver en cómo nos hemos desarrollado por estos años, el nivel de confianza y entrega que ha formado parte elemental de los elixires infinitos de felicidad. Durante estos días me he preguntado varias veces ¿cómo poder mantener y potencializar este elixir? Cómo puedo hacer a un lado el miedo y la inseguridad?

Este terremoto dentro de mí me mueve todo hasta el centro de mi esencia, y me permite buscar dentro de los escombros lo que realmente ha quedado de pie, lo que verdaderamente tiene valor para mi, lo que no se derrumba, lo que nos sostiene en la vida. Sé que las certezas en la vida son una ilusión inexistente, pero este temblor me invita al análisis y reflexión. No quiero caer en la cotidianidad y dar por hecho proyectos, valores o personas que sostienen mi vida de esta forma tan solida. Quiero recordar lo tanto que quiero una vida compartida, que nuestra vida es breve, invitarlos a recuperar lo valioso e importante de nosotros mismos y a enfocarnos en lograr una vida junt@s en plenitud, amor y libertad. Junt@s no matter what. Por que al final generalmente concluimos que lo que nos sostiene en la vida es el amor, que lo que no se destruye es el amor auténtico y consciente. Seguramente sea un amor y entrega que se transforme, que se integre al dinamismo inevitable de la vida pero no se extingue. Y esto me hace valorarlo aun más. No dar por hecho, buscar la forma de siempre buscar momentos inolvidables, a arriesgarme, experimentar y vivir intensamente.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Publicar: Blog2_Post
bottom of page